21 de junio de 2024

Tras asesinato de militar venezolano en Chile, se abre debate por la seguridad Nacional

La muerte del exmilitar venezolano refugiado en nuestro país generó una serie de reacciones en el mundo político.

Este viernes, la Fiscalía confirmó que los restos hallados enterrados en un campamento de Maipú correspondían al exmilitar venezolano Ronald Ojeda Moreno, quien fue secuestrado el pasado 21 de febrero en Independencia.

Tras este crimen, fueron varios personeros de la oposición que se refirieron a este hecho, exigiendo medidas urgentes para hacer frente a este tipo de delitos.

La alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei (UDI) expresó a través de su cuenta de ‘X’ que «es brutalmente preocupante las circunstancias en cómo han ocurrido los hechos y que deja al descubierto las deficiencias de nuestras instituciones de Inteligencia. Su familia, y toda la ciudadanía, exigen prontas respuestas de nuestras autoridades».

Desde RN, el senador Francisco Chahuán fue enérgico a través de la misma plataforma, señalando que «cómo es posible que una persona que tiene el carácter de refugiado, como ex teniente Ronald Ojeda, sea secuestrado y finalmente asesinado«.

«¡Exigimos una explicación al Gobierno! Y que asuman las responsabilidades de esta grave situación. Un abrazo enorme a su familia, con la que hemos mantenido contacto», complementó.

Por su parte, Evópoli emitió un comunicado en el que calificaron este crimen como «un grave hito, impensado en nuestro país»

«Valoramos el trabajo de las policías (…) Sin embargo, ha quedado de manifiesto la debilidad institucional y operativa de nuestra inteligencia, y capacidad de acción de grupos criminales en nuestro país«, agregaron.

En esa misma línea señalaron que «es urgente aprobar la ley de inteligencia, activar una coordinación real y efectiva desde el Cosena, fortalecer la Agencia Nacional de Inteligencia y los equipos especializados de las policías, para enfrentar esta realidad y proteger a los habitantes de nuestro territorio».

«Daremos seguimiento a las diligencias necesarias para aclarar este caso, que marca con intensidad el creciente riesgo de seguridad en que el país se encuentra. Reiteramos nuestra voluntad para colaborar en todas las medidas que sean necesarias para detener este flagelo«, remataron.

Desde Demócratas también emitieron un comunicado asegurando que «ninguna persona que habita en nuestro país puede ser víctima de hechos de violencia y de ilícitos de cualquier tipo. Lamentablemente, vemos cómo cada día a día se suceden secuestros, robos a mano armada, homicidios de caracteres nunca vistos, que permean nuestra institucionalidad gubernamental y policial. Y así, estos se van instalando como algo normal en nuestras vidas y comunidades».

En esa misma línea señalaron que han «no podemos permitir que Chile siga cayendo en manos del crimen organizado. Basta de ser reactivos. Todos los ciudadanos merecen y necesitan un Estado capaz de garantizar la libertad en todos sus aspectos (…) y que estas no sean controladas por personas que vienen a controlar y limitar la libertad y seguridad de las personas».

«Hacemos un llamado enérgico al Gobierno y a todas las fuerzas políticas a unirnos con sentido común y sin sesgos ideológicos para combatir el crimen organizado en sus diversas esferas y fortalecer a las instituciones encargadas de la inteligencia nacional, así como también a las policías», agregaron.

En tanto, desde el Partido Republicano, el diputado Agustín Romero también abordó el crimen de Ronald Ojeda, señalando que este fue «secuestrado y asesinado a miles de kilómetros de su país. El gobierno nos dirá que es un crimen común, pero todos sabemos que no es verdad. Lo mataron por encargo de la dictadura de Maduro«.

Cabe recordar que desde la bancada de este partido solicitaron que la ministra Camila Vallejo (PC) se reste de las reuniones y vocerías relacionadas con este hecho, ya que, en palabras del diputado Benjamín Moreno, la autoridad «tiene un claro conflicto de interés. Ella es admiradora de la Narcodictadura de Maduro y no puede estar en lugares donde se toman decisiones».