24 de julio de 2024

Cuatro Concejales En La Mira Por Millonaria Cifra Que Utilizarán En Supuesta Capacitación En El Extranjero. Polémica Y Protesta

Manifestación vecinal por uso de estos recursos que bien, vía modificación presupuestaria, podrían destinarse a fines sociales. Globos negros en el frontis del Municipio. Alcalde, como es habitual, guarda silencio frente a esta reacción comunitaria.

Una severa polémica se ha suscitado hoy en Fresia, luego que el Concejo Municipal aprobara en una sesión extraordinaria, viáticos y otros, que suman más de 14 millones de fresia, para que cuatro concejales (aunque uno de ellos habría desertado), viajaran a una jornada de capacitación en Perú, sin que públicamente se conozca el tema de las supuestas jornadas que en desarrollarán en el país del norte, ni mucho menos, las conclusiones y acciones de una capacitación anterior en el mismo país.

El viaje ha sido calificado como de turismo o vacaciones para los concejales que solicitaron esta prerrogativa establecida en la Ley que rige a las administraciones municipales del país. Si bien se sabe que la concurrencia de las autoridades edilicias se ajusta a la normativa legal vigente, se objeta que se haga uso de esos 14 millones en una actividad que, a la postre, como en administraciones anteriores, no se sabe para que sirven, finalmente, para la comuna y para el conocimiento de los concejales y su consecuente lógica aplicación en beneficio de la comuna.

Cierto es que los fondos deben ser ocupados este año, caso contrario deben ser devueltos. Lo que se critica en redes y en conversaciones de distintos personeros locales, es que, de haber sentido social, de compromiso con la comunidad, se debió haber solicitado una modificación presupuestaria, para que esos fondos puedan tener otro destino, que un simple paseo y uso de viático, más que un beneficio concreto para el colectivo, más que lo individual para los beneficiarios.

Termina siendo, así, una cuestión de ética y moral comunitaria.

Parece absolutamente razonable que los concejales se capaciten, incluso en como mejor desempeñar sus funciones, algunos aspectos culturales básicos de administración municipal, temáticas contingentes o de elocuente beneficio futuro, se reitera con mentalidad colectiva.

La historia de este ítem municipal y su utilización siempre ha estado al debe.

Hasta que hoy estalló el malestar de vecinos (as), llegando incluso a desarrollar una protesta en el frontis de la Municipalidad, colocando globos negros en el enrejado, lo que simboliza malestar y desacuerdo con la forma y fondo de este sistema de capacitación o su racional y recto uso.

Incluso se estima que la propia máxima autoridad comunal, -que también hizo uso de este beneficio cuando fue concejal-, atendida la situación comuna, región y país, especialmente en lo social, bien podría, al menos haber sugerido o solicitado a los concejales viajeros, declinar y hacer para este efecto un loable gesto comunitario a través de una modificación presupuestaria, en el caso que a estas alturas del año la legislación o normativa municipal, lo permitieran. También se pudo haber hecho antes.

El alcalde ha guardado silencio, como es su característica. Este diario, El Diario de Fresia, ha solicitado un pronunciamiento de esta u otra autoridad municipal.

Se estima, a priori, que, de existir, ésta se remitirá a lo aprobado en el Concejo y en la normativa legal, sin considerar los aspectos antes señalados, lo que al parecer en política no cuentan.

De persistir el silencio alcaldicio habrá complicidad con lo obrado y, desde ya, al menos de este diario, se solicitará que los concejales viajeros, rindan cuenta pública de su cometido capacitador en Perú, en un plazo no superior a una semana, tras su regreso, por escrito y que sea publicado en la web oficial del municipio para evaluación de la población y sus estamentos sociales y políticos, pudiendo ser solicitado estos informes de gestión, se supone, a través de Transparencia. Esto, como ocurre en otras comunas del país, deberá contener, calificación de él o los provvedores, agenda temática, horas dedicadas a la capacitación, evaluación docente de los capacitadores, así como la forma e iniciativas en que los concejales pondrán en ejercicio público los conocimientos adquiridos, con plena justificación del viaje y hechos concretos a abordar en la comuna.