25 de junio de 2024

PRESIDENTE A LA NACIÓN: UN MENSAJE DE ESTADISTA, PARA ABRIR LAS PUERTAS DEL DIÁLOGO Y ACUERDOS, PESE AL TRIUNFO REPUBLICANO

A diferencia del discurso de Kast, Boric no criticó ni ideologizó los resultados de la elección de este domingo. Planteó cordura por el bien superior de Chile. Reconoció sin eufemismos el triunfo Republicano, pero les hizo un desafío.

«El proceso (constituyente) anterior -debemos decirlo- fracasó porque no supimos escucharnos entre quienes pensábamos distinto», dijo el Mandatario.

Concluida la elección de consejeros constitucionales, reconoció la «mayoría incuestionable» de la tienda de ultraderecha que lidera José Antonio Kast.

Y reflexionó que «cuando el péndulo de la historia en tiempos cortos se mueve de un extremo a otro incesantemente, siempre son las personas más vulnerables las que sufren (…) El liderazgo se juega en detener este movimiento pendular».

Para el Jefe de Estado, el resultado de la elección «estuvo marcado por la crisis de seguridad y la crisis migratoria, que han calado profundo en el ánimo de nuestros compatriotas».

El Presidente Gabriel Boric pidió al Partido Republicano, que se impuso este domingo en las elecciones constituyentes con el 36% de los votos y al menos los 20 consejeros necesarios para tener poder de veto en el órgano que redactará la nueva Carta Magna, «actuar con sabiduría y templanza» tras su triunfo en las urnas.

En una cadena nacional desde el Palacio de La Moneda, el Jefe de Estado reconoció la «mayoría incuestionable» que alcanzó la colectividad de ultraderecha que lidera José Antonio Kast y le exhortó a esa tienda «no cometer los mismos errores» de la izquierda durante el fallido primer proceso constituyente.

«El proceso anterior -debemos decirlo- fracasó porque no supimos escucharnos entre quienes pensábamos distinto. Quiero invitar al Partido Republicano, que ha obtenido una mayoría incuestionable, a no cometer el mismo error que cometimos nosotros«, dijo el Mandatario.

«Este proceso no puede ser de vendettas, sino de poner por delante a Chile y a su gente antes que los intereses partidistas o personales», agregó.

LLAMADO A CHILE SEGURO Y AL OFICIALISMO

Detrás del Partido Republicano, la lista Unidad Para Chile, integrada por la mayoría de los partidos que integran la coalición oficialista -el Frente Amplio de Boric, el Partido Comunista y el Partido Socialista- obtuvo el segundo lugar, con el 29% de los votos, mientras que la tercera posición fue para la derecha tradicional del pacto Chile Seguro (21%) y en el que se integran la Unión Demócrata Independiente, Renovación Nacional y Evópoli.

Para el Presidente, el resultado de la elección «estuvo marcado por la crisis de seguridad y la crisis migratoria, que han calado profundo en el ánimo de nuestros compatriotas».

En este escenario, Boric instó a los partidos de Chile Seguro a «construir grandes acuerdos por nuestra patria, tal como me han manifestado en reiteradas ocasiones (sus dirigentes) la voluntad de avanzar en esa dirección».

Además, hizo un llamado a las tiendas oficialistas a la «unidad que nos permitirá seguir luchando por las convicciones que tenemos».

«Nuestro país una vez más utiliza el diálogo para resolver sus diferencias porque hemos entendido todos en todo el espectro político que la democracia se defiende y fortalece siempre con más democracia y nunca con menos», sostuvo Boric. 

Añadió, además, que «este día se ha cumplido una nueva etapa del proceso constituyente iniciado el 2019 en momentos difíciles para nuestra patria».

«Volvemos a tener una oportunidad de construir, con diálogo y encuentro, una nueva Carta Magna que represente de la mejor manera los anhelos y el tipo de país que como chileno queremos vivir», aseveró el gobernante.

«CUANDO EL PÉNDULO DE LA HISTORIA SE MUEVE DE UN EXTREMO A OTRO INCESANTEMENTE, LOS MÁS VULNERABLES SUFREN»

Al final de su discurso, Boric hizo la siguiente reflexión: «Cuando el péndulo de la historia, en tiempos cortos, se mueve de un extremo a otro incesantemente, siempre son las personas más vulnerables las que sufren el efecto del enfrentamiento entre las élites». 

«El liderazgo -tengo la convicción- se juega en detener este movimiento pendular, en un equilibrio que apunte hacia un progreso que pueda ser compartido y apropiados por todos. Esa es la que entiendo como mi tarea como Presidente de la República y a ésta, compatriotas, los convoco», cerró.