15 de junio de 2024

«NO HE MATADO A NADIE»: DIPUTADA CORDERO DESCARTÓ DISCULPAS A SENADORA CAMPILLAI

«Yo hablo desde mi conocimiento e interés por los demás», dijo la psiquiatra, descartando autocrítica por sus dichos que fueron condenados en el Congreso.

La diputada María Luisa Cordero descartó disculparse con la senadora Fabiola Campillai tras sus polémicos dichos en los que aseguraba que la legisladora «no es totalmente ciega» y que mantenía la visión de un ojo.

Cabe recordar que el excapitán de Carabineros, Patricio Maturana, fue condenado a 12 años y 182 días de presidio por los delitos de apremios ilegítimos con resultado de lesines graves gravísimas tras disparar una lacrimógena que impactó en la cabeza de Campillai. Esta última esperaba el transporte público mientras se desarrollaba una manifestación en San Bernardo.

De acuerdo con el fallo, Maturana «expuso a la víctima a graves lesiones y secuelas físicas, destruyendo su proyecto de vida» al disparar una bomba lacrimógena «desatendiendo la circular sobre el uso de la fuerza, los protocolos de mantenimiento del orden público y el manual de operaciones».

La acción del exfuncionario dejó con graves secuelas a la actual legisladora, como la perdida de la visión, el olfato y el gusto.

En ese contexto fue que Cordero dudó del estado de la senadora en el programa Sentido Común de radio El Conquistador, asegurando que ella «tiene un ojo que le funciona y el otro día un cabro la pilló hablando por celular en un pasillo, le tomó una foto y la subió a las redes. Ella no es ciega total».

Estas afirmaciones fueron ampliamente repudiadas dentro del mundo político, siendo condenadas de manera transversal en el Senado.

CORDERO SE NIEGA A OFRECER DISCULPAS Y REAFIRMA SUS DICHOS

A pesar de la polémica y las críticas recibidas tras relativizar las lesiones de Campillai, Cordero se negó a ofrecer disculpas durante la mañana de este viernes en medio de una entrevista con Chilevisión.

La diputada independiente con cupo en Renovación Nacional expresó que «cómo voy a ofrecer disculpas por un diagnóstico, o sea los médicos cuando hacemos un diagnóstico, ¿tenemos que deshacernos en palabra y en buenismos de matinal?».

«Yo dije que ella no es ciega, tiene un ojo que mantiene la visión. En vez de estarme agrediendo, si fuéramos sinceramente solidarios y buenas personas, y no una manga de cobardes acomodaticios, como lo son, dirían que bueno que tiene visión de un ojo», expresó.

Cordero además señaló que «yo hablo desde mi conocimiento y mi interés por los demás», además de surbrayar que «no he sido ninguna descarada, no he matado a nadie, no he incendiado ninguna iglesia, no he destrozado, no hago ninguna maldad, simplemente tengo una vocación distinta».

No conforme lo anterior, la parlamentaria relativizó la gravedad de la condición de Campillai, debido a que «ella trabaja, camina, participa» de las distintas sesiones del Senado.

«Ella tiene un cerebro funcionando, es una persona incorporada nada menos que a la cámara de Senadores (…) dónde está la gravedad de su condición», expresó la diputada, recalcando que ella «tiene una secuela de un accidente».

CORDERO RESPONDE A CRÍTICAS

La legisladora también tuvo palabras para las críticas que ha recibido desde el mundo político que va desde personas que integran su sector político hasta el mismo Presidente Gabriel Boric, quien cuestionó «el negacionismo a las violaciones de los derechos humanos» de Cordero.

Sobre estas críticas la parlamentaria dijo «agradézcanme gente de izquierda que están hasta el cogote, que yo saqué los temas dificultosos que tienen. Les dimos pateadura con la Reforma Previsional y aparezco yo, genio y figura hasta la sepultura, y se distrae el tema completamente (…) Hasta el Presidente de la República, que tiene ingentes tareas, preparar su discurso para ir al extranjero y no hacer el loco, (…) la doctora Cordero lo salva, me deberían pagar una indemnización».

Además también tuvo palabras para las críticas de Maite Orsini, expresando «qué me vienen a pedir a mí estándares de comportamiento en la Cámara, si es un horror»