17 de junio de 2024

Nestlé Chile implementó programa para cuidar el suelo en escuelas rurales de la Región de Los Lagos

  • En alianza con Fundación Legado y ONG Regenerativa, la compañía desarrolló el proyecto “Un bosque en mi escuela”, el cual aportó a la formación de niños y niñas de 3° a 5° básico sobre el cuidado del suelo y el medio ambiente.

En el marco del Día Mundial del Suelo, Nestlé Chile destaca los avances generados con la implementación del proyecto “Un bosque en mi escuela”, el cual desarrolló durante este año junto a Fundación Legado y ONG Regenerativa, conectando dos prioridades importantes para la compañía: contribuir al desarrollo de comunidades cercanas a sus fábricas en la Región de Los Lagos, y a la vez, aportar con un programa que impulsa acciones para regenerar los ecosistemas, el tejido social y revitalizar la economía local en los entornos rurales y urbanos.

“Se trató de una experiencia piloto para comprender de qué manera es posible seguir contribuyendo desde distintos ángulos a enfrentar los impactos que genera el cambio climático, en este caso enfocados en regeneración y las comunidades donde estamos insertos para accedan a aprendizajes sobre cuidado del planeta”, explicó Gabriela Guarda, gerente de Sustentabilidad de Nestlé Chile.

“Un bosque en mi escuela” logró conectar a la comunidad escolar con el aprendizaje de técnicas de agricultura regenerativa a través de la formación de un bosque huerto de 100 mts2, en un trabajo colaborativo en el que intervinieron estudiantes de 3° a 5° básico de las escuelas “Rural Colegüal” de Llanquihue y “Vicente Pérez Rosales” de Frutillar.

De esta manera, 35 niños apoyados por un equipo de especialistas aprendieron cómo diseñar, preparar el suelo y siembra de semillas, les enseñaron la forma de integrar cultivos agrícolas con árboles y arbustos, técnicas de recuperación de suelos, producción de alimentos, restauración de bosque nativo y conocimiento sobre la mitigación de gases de efecto invernadero (GEI).

Estas prácticas permitieron que cada establecimiento desarrollara un bosque-huerto, con la plantación de distintas especies en sus respectivos establecimientos educacionales y cuyo crecimiento en el mediano y largo plazo les permitirá contar con componentes nativos, productivos y ornamentales para estudiar todos los procesos naturales, que contribuyen a regenerar los suelos y absorber carbono, mientras que se retiene agua y se producen alimentos, creando un laboratorio natural de constante cambio y dinamismo.

“Estamos muy felices con los resultados de este proceso. Hemos notado en las niñas y niños que hubo una suerte de iniciación en lo que refiere al entendimiento y el cultivo de las plantas, además de despertarse un sentido de afecto y gratitud hacia el mundo vegetal. En ese sentido, las niñas y niños declararon que darle espacio a la observación fue uno de los mayores aprendizajes que se llevan de la experiencia. También destacaron el hecho de haber podido sembrar y plantar en diversidad de especies y estratos, todo lo cual fue una novedad”, destacó Andrés Riveros, coordinador del Proyecto de Legado Chile.

De esta forma, “Un bosque en mi escuela” se transformó en una experiencia de aula viva que aportó a conectar a los niños y niñas con la naturaleza, el valor por el cuidado de su tierra y arraigo local.

Cabe destacar que desde 2021 Nestlé Chile está avanzando hacia una Agricultura Regenerativa, modelo que busca proteger y restaurar las tierras de cultivo y su ecosistema, mejorar los medios de vida de los agricultores, su resiliencia y el bienestar de las comunidades vinculadas a la producción de materias primas e insumos necesarios para producir los alimentos. En esa línea, estamos avanzando junto a 300 productores lecheros de la zona, y lograr así que el 20% de los ingredientes de los productos Nestlé sean producidos mediante prácticas regenerativas a 2025 y 50% a 2030.