25 de junio de 2024

MINISTRO CATALDO: “LA REACTIVACIÓN EDUCATIVA TIENE QUE SER UNA POLÍTICA DE ESTADO PARA DARLE ESTABILIDAD EN EL TIEMPO” 

  • El ministro de Educación expuso por primera vez en la Comisión de Educación, donde detalló los énfasis que guiarán su gestión y el trabajo legislativo que impulsará en torno a cinco ejes de trabajo. 
  • También informó que 68 mil estudiantes y párvulos han sido perjudicados por el temporal, que ha provocado daños en establecimientos educacionales de siete regiones del país. 

 El ministro de Educación, Nicolás Cataldo, asistió este martes a la Comisión de Educación de la Cámara de Diputadas y Diputados para exponer por primera vez sobre los énfasis que guiarán su gestión, luego de asumir el cargo en esta cartera el miércoles pasado. 

En su cuenta, el ministro Cataldo afirmó que reforzará la implementación del Plan de Reactivación Educativa, que busca superar los efectos de la pandemia en el sistema educativo en las áreas de convivencia y salud mental, aprendizajes y asistencia a clases, para lo cual se requiere proyectar esta estrategia en el tiempo. 

“La reactivación educativa tiene que ser una política de Estado. Es un desafío país que no va a durar un período de gobierno, probablemente ni siquiera dos y, por lo tanto, tenemos que discutir profusamente sobre este tema para darle estabilidad en el tiempo”, explicó. 

El ministro contó que el plan tiene metas establecidas al 2026, como reducir en 10% la tasa de ausentismo docente; aumentar la tasa de retención escolar al 98,6%; alcanzar el 56% de cobertura de matrícula en la educación inicial; llegar al 89% de asistencia promedio en las escuelas y liceos; y que más de 500 mil escolares dejen de registrar inasistencia grave, entre otras. 

Para lograrlo, el ministro Cataldo explicó que la estrategia de reactivación cuenta con programas como “Habilidades para la Vida” y “A convivir se aprende”, que atienden los aspectos socioemocionales de las y los estudiantes; los equipos de revinculación y las aulas de reingreso, que están buscando a quienes se han visto excluidos de la educación formal; y las iniciativas de apoyo prioritario en Lenguaje y Matemática, para fortalecer los aprendizajes. 

“La invitación de nuestro Ministerio es a que trabajemos muy de la mano en eso, sin perjuicio de las diferencias que eventualmente vamos a ir teniendo y que son naturales y parte del ejercicio democrático. Lo importante es la voluntad, y si hay voluntad de poner los énfasis en el futuro del país, vamos a tener un buen espacio de entendimiento. Esa es la voluntad del Ministerio de Educación”, agregó el ministro. 

Los cinco ejes legislativos 

El ministro Cataldo también explicó a las y los diputados que organizará su agenda legislativa en torno a cinco ejes: mejoras a la Nueva Educación Pública; modernización en los tres niveles educacionales; fortalecimiento docente; bienestar y convivencia en espacios educativos; y financiamiento de la educación. 

Respecto al primero, dijo que “la Nueva Educación Pública es un tema central, porque es una política pública que está en plena implementación” y que él conoce bien, porque le tocó impulsarla. Sobre el fortalecimiento docente, el ministro recordó que el país sufre de un déficit de profesores y profesoras, por lo que se está trabajando para “cerrar las brechas y hacer más atractiva la formación docente”, con iniciativas como el proyecto de ley que unifica el sistema de evaluación y fortalece los procesos de inducción. 

Y en el caso del financiamiento a la educación, tema que le tocó abordar también cuando estuvo en la Subdere, señaló que existe un consenso en que el sistema de financiamiento actual requiere ajustes, lo que “implica una reorganización del gasto fiscal, que en educación es ineludible, y tenemos que pensar en medidas de corto, mediano y largo plazo, porque cualquier cambio requerirá mucho tiempo”. 

Daños del temporal 

El ministro Cataldo también dio una cuenta de los daños que ha provocado el temporal en los establecimientos educacionales: hasta la mañana de este martes, 359 recintos de siete regiones entre Valparaíso y La Araucanía reportaban alguna afectación en su infraestructura, de los cuales 208 eran escuelas y liceos, 82 eran jardines Junji y 69 eran jardines de Integra.  

“La decisión de suspensión de clases en algunos casos no ha ocurrido porque los establecimientos no sean capaces de atender a los estudiantes, sino porque las condiciones físicas del territorio hacen riesgoso que asistan presencialmente a clases”, detalló el ministro.