21 de junio de 2024

Más del 98% de los usuarios de Saesa se encuentran con suministro normal tras fuerte temporal

saesa

La empresa reforzó su personal de terreno desplegado en la provincia de Llanquihue. Las comunas donde se registra mayor cantidad de interrupciones son Calbuco y Maullín, donde se realizan los principales esfuerzos por atender las fallas.

 Pese a la complejidad del sistema frontal que se registró en la zona esta semana, desde Saesa informaron que, actualmente, el 98% de sus clientes se encuentran con suministro eléctrico en la provincia de Llanquihue. Las comunas donde se registra la mayor cantidad de interrupciones producto de caída de árboles y otros incidentes que afectaron la infraestructura eléctrica son Calbuco y Maullín.

Francisco Fernández, jefe de Servicio al Cliente de Saesa, señaló que “lamentamos las molestias que estos cortes de luz han generado en los vecinos. Hemos reforzado nuestros canales de contacto para registrar posibles pérdidas de alimentos y/o artefactos, evaluando caso a caso la situación de cada uno de nuestros clientes”.

Agregó que “el sistema frontal dejó graves daños en infraestructura eléctrica y caminos, lo que ha complicado las labores de reposición en algunos lugares puntuales. Seguiremos desplegando todos nuestros recursos técnicos y humanos hasta resolver las fallas pendientes”.

La compañía dispuso en la zona más brigadas, provenientes de las regiones de Biobío y La Araucanía, para reforzar el trabajo en terreno. “Tenemos más de 250 personas desplegadas y 70 brigadas trabajando en la zona costera. Estas andan en camionetas de Saesa y Frontel (filial de Grupo Saesa), las cuales tienen logos para que la comunidad puede identificarlas claramente”, explicó Fernández.

La prioridad de la empresa es atender lo más pronto posible los requerimientos de las familias de Calbuco y Maullín.

Recordaron los canales de contacto a la empresa: plataformas digitales, como el botón “Estoy sin Luz” en la página web, el mapa de desconexiones y la APP para teléfonos móviles. Para emergencias también está disponible la línea gratuita 800 600 801.