15 de junio de 2024

LA EMOCIÓN DE ISABEL ALLENDE: UN LLAMADO A TODOS LOS SECTORES POLÍTICOS A RENOVAR EL COMPROMISO POR LA DEMOCRACIA

«Necesitamos mucho más para alcanzar la justicia».

«A 50 años del Golpe he tratado de hacer un relato, créanme, no ha sido fácil. Me tocó ser la última persona del entorno de mi padre y entrar al Palacio ese día, junto a otras personas teníamos el mandato de contar lo que pasó entonces. Lo que significaba la barbarie que empezaba a imponerse». 

Con estas palabras, la senadora e hija del presidente Salvador AllendeIsabel Allende, inició su discurso este lunes por la conmemoración de los 50 años del Golpe de Estado

La paralmentaria fue una de las invitadas por el Presidente Gabriel Boric a la ceremonia oficial por el 11 de septiembre realizada en el Palacio de La Moneda. En la instancia agradeció el nuevo memorial dirigido a su padre en Morandé 80. 

«La memoria es el primer paso para llegar a la verdad, pero necesitamos mucho más para alcanzar la justicia y para asegurar la no repetición de ese día», aseveró. 

«Quiero extenderle un sentido abrazo a los familiares de quienes fueron apresados, torturados, brutalmente asesinados e incluso hechos desaparecer. Recuerdo a mi padre ese día decidido pero con serenidad, su sentido de dignidad. La responsabilidad de su cargo siendo representante del pueblo era tan sincera que no se iría del Palacio de La Moneda, como lo había dicho en tantas ocasiones», continuó. 

Asimismo, la senadora destacó la labor de Salvador Allende durante su mandato y reprochó «que algunos quieren esconder esos logros». En esa línea, condenó el negacionismo y a las figuras políticas que justifican el Golpe de Estado. 

«El Golpe militar y civil ha intendo ser justificado por sectores que cerraron los ojos ante las violaciones a los Derechos humanos. Estos últimos meses hemos visto con dolor y preocupación que se promueva un revisionismo histórico. Se ha intentado invertir las rresponsabilidades de la tragedia que vivimos los 17 años más oscuros de la hitoria. De forma insólita se ha intendo culpar a la Unidad Popular y al presidente Allende de las atrocidades de nuestro país», 

«El Golpe de Estado fue un crimen y no hay contexto, ideología política, contingencia o razones que legitimen el despojo de la voluntad popular del horror y de la dignidad humana. Entiendo que pueden haber muchas interpretaciones de la Unidad Popular, pero nunca más un Golpe de Estado debiera ser el consenso de todas las fuerzas políticas de la democracia», zanjó.  

Finalmente, hizo un llamado a todos los sectores políticos a renovar el compromiso por la democracia.