17 de junio de 2024

La denuncia que remeció al Concejo Municipal ante supuesta “grave irresponsabilidad administrativa”. Caso capacitación 2023 a la Contraloría y se pide investigación sumaria

Videos (2) de la tensa reunión de esta mañana del Concejo Municipal de Fresia, ante solicitud de modificación presupuesta que fue aprobada anteriormente con error u omisión (ver documentos soportantes) y que el jefe comunal puso en tabla para su reparación o ajuste, hoy. Concejal sugiere responsabilidad política del alcalde. El resultado de la votación.

Ante solicitud de modificación presupuestaria en caso de capacitaciones 2023, concejal pidió investigación interna y anunció presentación ante Contraloría. Alcalde mantuvo silencio limitándose a llamar a funcionarios para que expliquen la situación. Sólo Lucio Epuyado dio la cara.

Una supuesta irregularidad, (en este caso administrativa, aunque pudiera tener secuelas ante eventual responsabilidad políticas), relacionada directamente con la capacitación de concejales y un funcionario municipal en 2023, fue expuesta esta mañana en el Concejo Municipal de Fresia, la que fue calificada por el concejal Barrientos como “una irresponsabilidad grave”, luego que se solicitará, -en tabla- una modificación presupuestaria para reparar lo que fue calificada, durante la reunión, como una omisión por parte del Departamento de Finanzas.


Lo anterior, corresponde al viaje que, junto a tres concejales, realizó uno de los funcionarios de la Secplac, sin que, al momento de la aprobación de este cometido, -se desprende del argumento de la petición-, los recursos del ítem correspondiente, se encontraba sin fondos, lo que se intentó corregir a través del oficio puesto a consideración de los concejales y leído por el secretario municipal, con la oposición fundada de al menos dos concejales, esta mañana.


Lo anterior con respaldo de los documentos emanados en su momento para este efecto y que se exhiben seguidamente.



INVESTIGACION SUMARIA Y CASO A LA CONTRALORÍA


A la par el concejal Barrientos, solicitó al alcalde una investigación interna para determinar responsabilidades, en tanto, esta supuesta anomalía podría implicar la existencia de procedimientos irregulares que afecten el uso normal y transparente del Presupuesto Municipal.
Es más, el concejal que hizo esta objeción señaló que, igualmente, pondrá los antecedentes de esta situación, ante la Contraloría Regional de la República.


Dijo al jefe comunal que tanto él como él en su condición de reclamante tienen la obligación por ley de ejercer el rol fiscalizador establecido en la reglamentación vigente, interpelando a Cárdenas a ejercer esa labor por obligación y transparencia.


El alcalde, nada señaló ante esta severa acotación del concejal, la que fue respaldada por su par, Marcela Miranda. Ambos rechazaron la partida sujeta de modificación.


Los concejales Sanhueza y Muñoz, así como la concejala Ovando, sí la aprobaron, en especial esta última que retrucó lo expuesto por Barrientos y avaló el procedimiento seguido en el caso sujeto del reclamo y acusación de falta de rigurosidad por parte de la autoridad superior.


Cabe hacer presente que el Concejo recibió la excusa del concejal Carlos Alarcón.


La reunión de este jueves en la mañana, se prolongó por más de tres horas.


Asimismo, cabe hacer presente, según lo indicado en esta polémica sesión, que, en su oportunidad, cuando fue tratada la asistencia de los 3 concejales a la capacitación en Perú, el alcalde no informó la incorporación en el viaje del funcionario que se alude, tanto en la solicitud de modificación presupuestaria, como en los reparos efectuados esta mañana, ante la asignación de recursos, tanto de su inscripción en el curso, como el correspondiente viático.


Cabe hacer presente que, a diferencia del alcalde, quien no pudo o no supo entregar ni explicación ni decisión a los planteamientos de Barrientos y Miranda, sí lo hizo el administrador municipal, Lucio Epuyado, quien entregó detalles del porqué se procedió a poner en tabla esta solicitud de modificación presupuestaria, admitiendo omisión del Departamento de Finanzas, lo que obligó a hacer la petición de ajuste.


Cabe mencionar, tal como lo mostramos en los videos adjuntos, que este caso se trató en dos oportunidades, en la misma reunión.


En el primero de ellos, el planteamiento-denuncia, lo hizo el concejal Barrientos, en el marco de la solicitud del alcalde, según la tabla, de aprobar la modificación presupuestaria, para el efecto comentado y otros, en un mismo listado (no por separado), oportunidad en la que fundamentó sus reparos, generándose un tenso intercambio de opiniones con la concejala Joanna Ovando y el respaldo de Marcela Miranda a lo expuesto por Marcelo Barrientos.


A continuación, usted podrá observar el video con todos los detalles de la situación vivida esta mañana en el Concejo Municipal.


DENUNCIA Y MÁS…


El caso Capacitación tuvo un segundo capítulo, en lo que se denomina “hora de incidentes” o puntos varios, tras el desarrollo de la tabla propuesta a los concejales por parte del alcalde.


En la ocasión, el concejal Barrientos, ratificó lo expuesto en forma previa, “guste o a no, en tanto ejerzo mi labor fiscalizadora”, oportunidad en la que, además, complemento su postura inicial, con nuevos antecedentes, apelando en favor de su denuncia, con la mención de aspectos legales y dictámenes de Contraloría y que dicen relación con las obligaciones del alcalde y de los concejales para velar por el correcto ejercicio de la ejecución presupuestaria municipal anual.


Oportunidad que hizo propicia para, establecer nuevos reclamos y exigencias perentoria, ante un posible incumplimiento por parte de la autoridad superior para entregar informes relativos a la capacitación, tanto por parte de concejales como del funcionario, pidiendo, además, que se informe cuándo se procederá a ejecutar las conclusiones y/o proyectos que emanen de la capacitación y como éstas tendrán efecto en beneficio de la comuna y sus habitantes.


Seguidamente, la conclusiva y enérgica intervención del mencionado miembro del Concejo Municipal.