24 de julio de 2024

¡Histórico! Internet es Declarado un Derecho Básico con Nueva Ley

Esta mañana en la comuna de Renca se llevó a cabo la publicación de la Ley que consagra Internet como un servicio público, marcando un hito histórico en la legislación de telecomunicaciones en Chile.

La Ley de Internet como Servicio Público establece la conectividad digital como un derecho básico, otorgando al Estado todas las herramientas y facultades necesarias para garantizar este derecho a toda la ciudadanía. Este avance fue inicialmente impulsado durante el segundo gobierno de la ex Presidenta Michelle Bachelet y ha contado con el respaldo de la actual administración, como lo reafirmó el Presidente Boric durante su primera cuenta pública.

Esta legislación representa la transformación más significativa de la Ley General de Telecomunicaciones, permitiendo que Internet sea fiscalizado de manera similar a la telefonía. Además, se crearán mecanismos de subsidios a la demanda, facilitando el acceso a Internet para familias que no pueden contratar planes por motivos económicos. También se promoverá la creación de cooperativas de Internet, posibilitando que grupos y organizaciones comunitarias se coordinen para autoabastecerse de conectividad.

Actualmente, muchas personas se quedan fuera de la conectividad digital debido a la falta de cobertura en sus áreas de residencia. Con esta nueva ley, esa realidad cambiará, garantizando que todos los ciudadanos tengan acceso a Internet.

La ley también reconoce una facultad presidencial que, durante la discusión anual del Presupuesto, permite disponer de un subsidio para el pago de servicios de Internet a los usuarios más vulnerables, según lo consignado en el Registro Social de Hogares (RSH) u otro instrumento adecuado, con fondos provenientes del Fondo de Desarrollo de las Telecomunicaciones (FDT).

Impacto en las Empresas de Telecomunicaciones

La Ley de Internet como Servicio Público establece que las empresas de telecomunicaciones deberán proporcionar cobertura a todos los usuarios dentro de su zona de servicio. Por ejemplo, si una compañía opera en La Pintana, ahora deberá cubrir toda la comuna y no solo algunos sectores, como sucede actualmente. En las zonas rurales, la cobertura será determinada por entidades definidas por el Instituto Nacional de Estadísticas.

Entre las múltiples brechas existentes, el factor económico es uno de los más críticos. Actualmente, muchas personas no pueden acceder a la conectividad digital debido a los costos del servicio. Los mecanismos de subsidio a la demanda ayudarán a reducir esta brecha y avanzar en el Plan Brecha Digital Cero del Gobierno, que busca garantizar la conectividad digital en todos los lugares habitados, reconociendo el acceso a Internet como un derecho básico.