20 de junio de 2024

Falta de evaluación de impacto ambiental retrasa desarrollo habitacional en sector rural de Alerce en Puerto Montt

  • Construcción simultánea de más de 300 viviendas sociales, no informada por la empresa inmobiliaria, es cuestionada por la Dirección de Obras Municipales ante un eventual fraccionamiento de proyectos de interés público.
  • Dirigentes habían criticado al Seremi del MINVU por no apurar el inicio de obras, pero la autoridad regional aclaró que el Plan de Emergencia Habitacional no está por sobre las normativas vigentes.

Puerto Montt.- Un posible fraccionamiento de proyectos habitacionales impide de momento el inicio de las obras de 158 viviendas sociales en el sector de Alerce, en el tramo que une a este sector de la comuna de Puerto Montt con la Ruta 5, donde se proyecta la construcción de más de 900 inmuebles con subsidios estatales.

Así fue confirmado por el seremi de Vivienda y Urbanismo, Fabián Nail, quien salió al paso de críticas en su contra, explicando que, si bien la iniciativa que beneficiará a familias del comité de vivienda Buen Vivir cuenta con calificación técnica y subsidios asignados por el MINVU, es la Dirección de Obras Municipales (DOM) quien tiene las facultades legales para otorgar los posteriores permisos de construcción y de inicio de obras, conforme a las normativas vigentes.

“Desde este organismo se nos informó de un posible fraccionamiento de proyectos habitacionales, considerando la actual ejecución de otro proyecto social aledaño para 159 familias del comité de vivienda Don Arturo, lo que constituiría causal de ingreso al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), que es algo que debe gestionar la empresa inmobiliaria desarrolladora. Si bien esto no fue una consulta como tal, derivamos los antecedentes del caso a la Superintendencia de Medio Ambiente, a fin de que sea el órgano competente quien corrobore esta situación, cuyo pronunciamiento está pendiente”, señaló.

En este sentido, el seremi explicó que desde el año 2020 la comuna de Puerto Montt forma parte de una macrozona saturada junto a otras ocho comunas de la región de Los Lagos, lo que exige que los conjuntos habitacionales que superen las 160 viviendas en sectores rurales deben someterse a un protocolo medioambiental preventivo ante el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), antes de que la DOM autorice el inicio de las obras.

“En este caso, la DOM informó que los conjuntos de viviendas Don Arturo y Buen Vivir sumarían 317 viviendas de construcción simultánea, más dos sedes sociales, emplazados en un terreno cuyos proyectos suman más de 8 hectáreas, pese a lo cual logaron obtener autorizaciones independientes para cada uno de estos proyectos sin realizar el ingreso al SEIA al presentarse de manera parcializada. Esto, en ningún caso, significa que estas iniciativas no se puedan desarrollar, sólo que su tramitación debe ajustarse a la normativa ambiental vigente en caso de ser necesario”.

Por último, la autoridad recalcó que estas nuevas exigencias normativas ya son conocidas por las empresas desarrolladoras de la zona, “algo que, en puntual para este proyecto, habíamos socializado previamente en una mesa de nudo críticos con la Cámara Chilena de la Construcción, donde participa la inmobiliaria a cargo y también con los actores que están respaldando esta iniciativa, por lo que hago un llamado a la responsabilidad social y política y a no usar el Plan de Emergencia Habitacional como una excusa para hacer mal las cosas, porque está en juego la dignidad de las familias y su urgente necesidad para acceder a viviendas definitivas, adecuadas y de calidad”.

Desde el Ministerio de Vivienda y Urbanismo se informó finalmente que en los próximos días se sostendrá un encuentro con los dirigentes de los comités habitacionales, una vez que se completen las reuniones técnicas con los equipos competentes.