22 de julio de 2024

ESPINOZA ARREMETE DE NUEVO CONTRA SU PARTIDO

Fidel Espinoza (PS): “Aunque le moleste a mi partido, el PPD lo que hizo con su decisión de ir en dos listas fue actuar con dignidad”

Fidel Espinoza, senador socialista por la Región de Los Lagos, asegura que así como él y el senador José Miguel Insulza, hay otros parlamentarios PS que coincidían sobre las ventajas del partido de aliarse con sus socios históricos -Socialismo Democrático- en la inscripción de listas electorales para el Consejo Constitucional, pero que “son incapaces de decirlo públicamente”. Él, en cambio, reafirma que se trata de un error histórico. Lo hace porque considera que no tiene nada que perder con el gobierno del Presidente Gabriel Boric, quien, dice, le dejó de hablar en julio del año pasado, luego que le advirtió que ganaría el Rechazo en el plebiscito del 4 de septiembre.

Hace unos días dijo en Twitter que la decisión del PS de ir con Apruebo Dignidad no solo rompe una tradición de 30 años, sino que es un error histórico. ¿Cree que esto es el inicio del fin para el Socialismo Democrático como coalición?

Todavía no logro concebir cómo podemos después rearmar algo que estamos desarmando, producto de un pacto electoral que es erróneo. Es fácil decir hoy día que después de la elección del 7 de mayo nos volvemos a encontrar como Socialismo Democrático, pero ya se van a haber roto las confianzas, la historia de 30 años que construimos juntos con el PPD, con los radicales, con la Democracia Cristiana. Este es un error del cual van a tener que hacerse responsable quienes lo digitaron, porque en la práctica el Partido Socialista debió haber seguido siendo el bastión del Socialismo Democrático. Con esta decisión están perdiendo esa condición.

¿Cree que ya no hay vuelta atrás? ¿La fragmentación de la coalición va a permanecer?

En política nunca hay que decir que no hay vuelta atrás. Pero lo que está claro es que se rompen muy fuertemente las confianzas, también se permite que el ninguneo del cual hemos sido objeto sea un hecho más de la causa. Nosotros por largos meses, desde que asumió este gobierno, hemos sido ninguneados por Apruebo Dignidad, por sus ministros, en las regiones, en nuestros territorios, nos han tratado de mala manera. Ha habido ministros que han tratado incluso de señalar que ellos tienen superioridad moral respecto a nosotros. ¿Y nosotros después nos aliamos con ellos? Eso para mí es absolutamente inexplicable. Yo creo que no hay lógica, no es por tener un ministro más o un ministro menos, o porque le vaya a dar más subsecretarios al Partido Socialista. El partido de Allende no se puede dejar jamás vender por un cargo en La Moneda.

¿Cómo se toma que tanto en el PS y el Partido Liberal argumenten que esto es algo que solo abarcaría estos comicios?

Yo no entiendo cómo después podríamos sentarnos a conversar con las mismas confianzas con los dirigentes del PPD, los radicales y la DC que hemos dejado solos hoy día. Pero espero que así sea, porque no me veo en el futuro siendo parte de listas electorales, ni municipales ni parlamentarias, ni con Apruebo Dignidad, menos con el Partido Comunista. Espero que esas palabras que han dicho dirigentes del PL y PS se traduzcan en la realidad.

¿Cómo cree que le irá a su lista, Unidad Para Chile?

Va a tener mejores números que la del PPD, los radicales y la DC, no hay duda. Pero los porcentajes en la política no lo son todo.

¿En qué pie quedan usted y los otros militantes socialistas que defendieron la alianza con el Socialismo Democrático?

Lo positivo es que no estoy solo en esto. Hay otros líderes, como el propio José Miguel Insulza, quien ha sido más claro y explícito. Eso me llena de satisfacción. Hay muchos que piensan lo mismo que yo, parlamentarios, pero son incapaces de decirlo públicamente. Yo lo digo porque no tengo absolutamente nada que perder con este gobierno.

¿Por qué cree que para otros parlamentarios es mejor guardar silencio?

Hay muchos que prefieren quedarse callados. Esto era lo mismo para el 4 de septiembre: seis senadores decíamos que ganaba el Rechazo, pero cuando fuimos a hablar con el Presidente Boric a Cerro Castillo, todos decían que ganaba en sus regiones. Ese doble juego a mí no me gusta. Para muchos en política estar bien con dios y con el diablo es la mejor fórmula. Para mí nunca lo ha sido y siempre he sido claro en mi exposición. Lo fui para el 4 de septiembre, lo soy ahora y lo seré en el futuro.

¿Qué tendría que pasar para que deje el partido?

Las peleas se tienen que dar dentro los partidos, no desde fuera. Yo no soy Marcelo Díaz, no soy un diputado Patricio Rosas, que utilizan el partido para llegar a un cargo y después lo dejan. Yo no me siento parte de ese sector de la política que por perder una batalla al interior de un partido, lo tenga que dejar. Esta batalla la perdí, porque no fuimos escuchados quienes creíamos que teníamos que hacernos respetar con un gobierno que nos ha ninguneado, pero así como perdí esa batalla, hoy día tengo que dar la batalla para que el convencional que gane en mi región sea socialista, por sobre los demás candidatos que van a ir en la misma lista.

¿Está en un estado de reflexión con respecto a su militancia?

No. Yo nací socialista y voy a morir socialista. Podrá el partido quitarme militancia si considera que yo estoy fuera de sus principios, pero yo no voy a renunciar a mi partido. Si quieren expulsarme por pensar distinto, que lo hagan ellos. Soy hijo de un ejecutado político que murió defendiendo la causa socialista.

Hablando de batallas perdidas, ¿considera que la presidenta del partido, Paulina Vodanovic, debiese dar un paso al costado? Su tesis era pactar con el Socialismo Democrático, pero finalmente se impuso la de Camilo Escalona, de ir con Apruebo Dignidad.

Sí, pero no olvidemos que Camilo Escalona desde 2006 que no repunta en una elección. En 2006, cuando fue elegido en esta región como senador, de ahí en adelante perdió todas las elecciones. Entonces, tampoco es que sea la luz del Partido Socialista para los éxitos electores, en absoluto. Yo respaldo absolutamente el trabajo de Paulina Vodanovic, y de su opción en su momento de pactar con el Socialismo Democrático. Lamentablemente su teoría no prosperó, pero eso no significa que tenga que dejar la presidencia del partido. Eso es lo que soñaría Camilo Escalona y su gente, pero eso no va a ocurrir, porque el PS hoy está más fuerte que nunca en el respaldo a nuestra presidenta.

El argumento de la mesa para insistir con la lista única y la idea de irse con Apruebo Dignidad es que ellos estuvieron por la unidad, y también para dar una señal de respaldo al Presidente Boric, quien pidió competir juntos.

Me hubiese gustado que así como el Presidente Boric se involucró en esta etapa, y que le dio un resultado a medias, en julio del año pasado hubiera actuado con la misma firmeza con sus convencionales irresponsables, que querían llevar a Chile al despeñadero. Si él hubiera intervenido fuertemente, como se lo pedimos, yo se lo pedí, con los convencionales como lo hizo ahora, otro habría sido el resultado, no hubiésemos tenido el 62% de Rechazo. A buena hora que hoy día el Presidente intervenga en este proceso político histórico que se avecina, pero lo debió haber hecho antes también.

¿Qué le respondió el Presidente en esta oportunidad?

Cuando antes le pedimos que interviniera, dijo que ellos no podían intervenir en este tipo de situaciones. En julio de 2020, en Cerro Castillo, fui de los que pidieron que intervenga para que los convencionales morigeraran su discurso para evitar una derrota y el Presidente no me escuchó.

¿En este tiempo no le manifestó usted a él su preocupación por la lista única?

No. El Presidente se molesta con quienes difieren de él, se enoja con quienes piensan un poquito distinto. Desde entonces no he tenido nunca más una conversación con el Presidente, desde aquel día en Cerro Castillo en que le dije qué íbamos a perder estrepitosamente. Ese día se enojó y me condenó por haberle hablado con la verdad. No me arrepiento en lo absoluto, porque a los presidentes hay que hablarles siempre con la verdad, aunque les molesta.

¿En qué pie quedó el liderazgo del Presidente Boric, considerando que él personalmente pidió a sus coaliciones competir unidos?

No me voy a pronunciar respecto al pie en que queda el liderazgo del Presidente. Eso que la ciudadanía lo determine. ¿Pero sabes una cosa? Aunque esto moleste a mi propio partido, el PPD lo que hizo con su decisión de ir en dos listas fue actuar con dignidad, fue hacerle un guiño a la dignidad que se requiere en la política. No olvidemos jamás que el Frente Amplio le cerró las puertas en las narices al PPD para que no pueda participar de unas primarias.

¿No cree que sería mejor que el Presidente se mantenga al margen del proceso constituyente?

Yo creo que ahora se van a hacer bien las cosas, por lo tanto, la prescindencia de La Moneda sería importante.

FUENTE: LA TERCERA