22 de junio de 2024

DOCENTES DE FRESIA  APOYAN DEMANDA NACIONAL DEL COLEGIO DE PROFESORES

foto contexto

El Colegio de Profesores de Fresia ha decidido sumarse al paro con actividades que no interrumpan el desarrollo de las clases. Esta elección por parte de los profesores de Fresia se fundamenta en su deseo de preservar el bienestar de los estudiantes, dado que reconocen el papel social y protector de las instituciones educativas para los alumnos. Además, toman en consideración la situación comunal que no es propicia para una paralización.

Hoy por la tarde, Sandra Saldaña, la Presidenta del Colegio de Profesores de Fresia, informó a «Fresia Ahora» que la asamblea comunal ha resuelto mantener las clases en funcionamiento, pero sí respaldar las demandas presentadas a nivel nacional. Esta decisión se produjo después de que, el pasado viernes, los docentes en todo el país rechazaran la segunda propuesta gubernamental relacionada con las ocho peticiones del gremio. A pesar de que en la comuna de Fresia más del 70% de los participantes votaron en contra de la propuesta, los profesores han decidido no paralizar las actividades académicas y en su lugar apoyar las actividades propuestas por la dirección nacional del magisterio.

Sin embargo, la dirección local del Colegio de Profesores ha optado por sumarse al paro en su totalidad,  como muestra de respaldo a las demandas, basándose en consideraciones éticas y de solidaridad con el presidente nacional del gremio y en representación de los docentes de Fresia.

¿Cuáles son las demandas del Colegio de Profesores para poner fin al paro nacional?

El gremio ha presentado ocho puntos en su petitorio al Ministerio de Educación, señalando que estas cuestiones no han sido resueltas o abordadas adecuadamente hasta el momento:

  1. Reparación de la deuda histórica.
  2. Pago de los Bonos de Retiros atrasados.
  3. Reformas profundas en la jornada escolar completa.
  4. Abordaje del estrés laboral de los profesores, especialmente mediante la revisión de la evaluación docente.
  5. Pago de asignaciones diferenciales a los profesores especializados.
  6. Erradicación de la violencia escolar.
  7. Modificaciones en el sistema de financiamiento.
  8. Reformas en los servicios locales de educación pública.