22 de julio de 2024

DIRECCIÓN DEL TRABAJO MULTÓ A 25 CLUBES DEL FÚTBOL FEMENINO POR INFRACCIONES LABORALES Y DE HIGIENE Y SEGURIDAD 

Programa inspectivo se desarrolló en agosto y abarcó a los 36 clubes de Primera y Segunda División.

A seis meses de la emisión del dictamen de la DT, que confirmó que durante este año se debía contratar profesionalmente al menos al 50 por ciento de las jugadoras de la plantilla, 25 clubes han cumplido la norma y seis instituciones aún no.

Para la ministra del Trabajo y Previsión Social, Jeannette Jara, los resultados de las fiscalizaciones “juegan un rol importante en la protección del trabajo decente de las mujeres que se dedican al fútbol”.

Veinticinco de los 36 clubes del fútbol profesional femenino fueron multados por la Dirección del Trabajo (DT) por infracciones laborales y de higiene y seguridad  durante el desarrollo de un programa inspectivo nacional realizado en agosto último.

Las fiscalizaciones abarcaron a los 36 clubes con ramas de fútbol femenino profesional, 14 de ellos de Primera División y 22 del Ascenso.

En total, la DT cursó 25 multas por un monto total de 2.227 Unidades Tributarias Mensuales, 108.03 Ingresos Mínimos Mensuales con Fines no Remuneracionales y 49 Unidades de Fomento. En valores de las tres unidades al actual mes de septiembre, ello significa $192.772.017.

Junto con las multas cursadas, la DT también informó de una segunda arista fiscalizada en este programa nacional. A seis meses del dictamen en que el servicio ratificó que los clubes profesionales debían contratar al menos al 50 por ciento de su plantel femenino, la fiscalización detectó que 25 de los clubes cumplen con esa cuota, 6 no lo hacen y en otros 5 no se ha concluido si cumplen o no, puesto que sus fiscalizaciones están en curso.

Los clubes que no han cumplido con la cuota legal son Cobreloa, Audax Italiano, San Marcos de Arica, Club Deportivo Barnechea, Deportes Valdivia y Lautaro de Buin S.A.D.P.

Las instituciones en las que no se ha completado la fiscalización son Club Deportivo Palestino S.A.D.P., Club de Deportes Santiago Morning, Coquimbo Unido, Deportes Melipilla y Deportes Santa Cruz. El resto de los clubes con ramas femeninas ya cumple con el porcentaje mínimo establecido por ley.

La ministra del Trabajo y Previsión Social, Jeannette Jara, destacó el programa de fiscalización que desarrolla la DT en los clubes profesionales de fútbol femenino. “Quiero valorar las tareas de fiscalización que está cumpliendo la Dirección del Trabajo en el marco de la implementación de la ley que profesionaliza esta actividad, pues jugará un importante papel en la protección del derecho al trabajo decente de las mujeres que se dedican al fútbol”, dijo.

La secretaria de Estado también relevó el nivel de cumplimiento que muestran los clubes respecto a la cuota de contratación. “Hasta ahora, 25 de los 36 clubes profesionales cumplen con la cuota de contratación que se debe alcanzar este año. Por cierto, esto debe seguir avanzando y también en otros ámbitos laborales, como el de higiene y seguridad, que en este proceso de fiscalización ha derivado en multas por $192 millones. Cumplir con los niveles de contratación que dispone la ley es una obligación y esto se hace teniendo a la vista los derechos que les asisten a las jugadoras profesionales de fútbol femenino en nuestro país”, sostuvo la ministra Jara.

El director del Trabajo, Pablo Zenteno, señaló que “estas fiscalizaciones se realizaron a los clubes de fútbol para verificar una serie de materias y también el cumplimiento de la Ley de Profesionalización del fútbol femenino en los clubes deportivos, y responde a un proceso que como institución y como gobierno hemos realizado en el marco de la implementación de esta importante ley para las jugadoras de fútbol profesional. Hoy día estamos, como corresponde, ejerciendo esta labor fiscalizadora que nos permite verificar cuáles son las condiciones”.

Zenteno agregó que “en materia de trabajo y en el avance del cumplimiento de la contratación, esperamos, que no solamente sean resultados que nos permitan ir verificando las condiciones, sino también que los clubes que no han avanzado en el cumplimiento de la cuota y en la implementación adecuada de la ley, lo sigan haciendo”.

Objetivos de la fiscalización

El programa inspectivo tuvo como objetivo verificar el cumplimiento de leyes laborales, previsionales y de higiene y seguridad, junto con lo dispuesto en la Ley N°21.436, de abril de 2022, que estableció la obligatoriedad de que las sociedades anónimas que controlan los clubes de fútbol femenino que disputan los torneos de primera y segunda división firmen gradualmente contratos profesionales con sus jugadoras.

Durante el primer año de vigencia de la ley (2023), al menos el 50% de las futbolistas deben tener contratos profesionales, aumentando esa cuota al 75% en 2024 y al 100% en 2025. Es decir, a la fecha de esta fiscalización nacional los clubes debían tener contratadas al menos al 50% de sus jugadoras, tal como lo estableció el dictamen 329-11 de la DT, del 8 de marzo de este año.

En todo caso, los porcentajes aludidos constituyen un mínimo legal, pero nada obsta para que las sociedades anónimas que controlan los clubes puedan superarlos.

La presidenta de la Asociación Nacional de Jugadoras de Fútbol Femenino (ANJUFF), Iona Rothfeld, afirmó que “valoramos esta instancia, es una muestra de que el Estado está haciendo su trabajo de fiscalización, algo urgente en el fútbol femenino. Como jugadoras denunciar malas prácticas es algo complejo, pues somos penalizadas cuando alzamos la voz. Con la intervención de la DT, esperamos que denunciar sea menos perjudicial como también menos necesario, pues llevará a que los clubes cumplan efectivamente con las condiciones mínimas establecidas en la Ley y en los reglamentos ANFP».

Legislación

La ley de fútbol femenino entró en vigencia el 10 de octubre del 2022. Desde el Congreso la discusión fue liderada por las diputadas Marisela Santibáñez y Erika Olivera, quienes adquirieron un compromiso con la ANJUFF cuando comenzó a desarrollarse el fútbol femenino en el país.

Respecto al proceso inspectivo, Santibáñez planteó que “quiero valorar que desde la Dirección del Trabajo se haga una fiscalización profunda y contundente respecto del fútbol femenino, tanto de las contrataciones como de las condiciones laborales. Corresponde que este año el 50% del plantel profesional femenino tenga contrato, así que agradecemos al director del Trabajo la fiscalización y ojalá que los resultados vayan a favor del fútbol femenino, a favor de las mujeres y que se avance en la norma, que impulsa el contrato de trabajo para ellas”.

Infracciones y multas

Las multas que se aplicaron tuvieron un máximo de 60 UTM ($3.791.940 al valor de dicha unidad durante agosto último).     

El detalle de los resultados de las fiscalizaciones es el siguiente:

  • No llevar registro de asistencia.
  • No contar el vestidor con casillero y guardarropa.
  • No escriturar contrato.
  • No disponer de duchas con agua fría y caliente.
  • No proporcionar ropa de trabajo corporativa-deportiva.
  • No contar con servicios higiénicos según requisitos mínimos.
  • No proporcionar a los trabajadores, libres de todo costo y cualquiera sea la función que éstos desempeñen, los elementos de protección personal.
  • No mantener en los lugares de trabajo las condiciones sanitarias y ambientales necesarias.
  • No mantener las paredes, cielos rasos, puertas y ventanas en buen estado de limpieza y conservación.
  • No informar a los trabajadores acerca de los riesgos laborales.
  • No contar con extintores de incendio adecuados/suficientes/certificados.
  • No entregar comprobante de pago de remuneraciones o entregar sin las indicaciones legales.
  • No confeccionar reglamento interno de orden, higiene y seguridad.
  • No pagar remuneraciones en moneda de curso legal.
  • No escriturar el contrato individual de trabajo en el rango porcentual que establece la ley, a las deportistas que sean parte del campeonato nacional femenino de fútbol.
  • No declarar oportunamente las cotizaciones previsionales del Seguro de Cesantía.
  • No declarar oportunamente las cotizaciones previsionales en AFP.
  • No comparecer a citación de la Dirección del Trabajo.
  • No exhibir toda la documentación necesaria para efectuar las labores de fiscalización.
  • No entregar comprobante de pago de remuneraciones o entregar sin las indicaciones legales.
  • No suprimir los factores de peligro en el lugar de trabajo.