25 de junio de 2024

Que sean los fresianos, no la «cocina» de Santiago, quienes decidan el candidato centro-derechista en la comuna

Si bien, anoche este diario difundió un análisis respecto de las opciones electorales alcaldicias en Fresia, en un segundo alcance del mismo, más bien localizado en la comuna, nos parece pertinente precisar: el análisis se ajusta a la realidad de las negociaciones a nivel central, sin que ello, necesaria y certeramente, tenga que ver con el sentir ciudadano local.

Respecto a Chile Vamos, quedó en el consciente colectivo que RN levantó como candidato único, de forma unilateral, al ex concejal, Javier Oyarzo, lo que luego de la reunión efectuada con la secretaria general de ese partido, terminó siendo una proclamación oficial estrictamente partidaria. La percepción que hemos publicado parece ser producto, como consecuencia de la trayectoria de Oyarzo como concejal y servidor público.

Por otro lado, el análisis de Bohle arroja luz sobre la complejidad de las dinámicas políticas a nivel local, destacando la necesidad de considerar no solo las decisiones partidarias, sino también el sentir genuino de la comunidad fresiana. Quien resalta que la percepción publicada indica que, el candidato derechista independiente sería «bajado», lo que no se condice con la posición que formalmente han manifestado a FRESIAAHORA los máximos dirigentes regionales de la UDI y EVOPOLI, quienes expresan un férreo apoyo hacia él. Según nuestros informes, esta posición a nivel regional no ha variado.

Sin perjuicio de lo cual, con o sin primarias, u otros elementos electorales, las organizaciones ciudadanas creen y exigen que sea la comunidad quien decida quién es el mejor candidato centro-derechista que postule al sillón alcaldicio.

Es crucial recordar que en una democracia saludable, el verdadero poder radica en la voluntad y elección de la comunidad. Independientemente de las decisiones tomadas a nivel central por los partidos políticos, son los ciudadanos de Fresia quienes tienen el derecho y la responsabilidad de elegir a aquellos que los representarán en el gobierno local. La voz del pueblo no solo debe ser escuchada, sino también respetada y tenida en cuenta en todo el proceso electoral.

Las organizaciones ciudadanas, al igual que los partidos políticos, desempeñan un papel fundamental al garantizar que se refleje fielmente la voluntad de la comunidad. Por lo tanto, es imperativo que se promueva un diálogo abierto y transparente, así como la participación activa de todos los sectores de la sociedad en la selección del mejor candidato para ocupar el cargo de alcalde. Al final del día, es la voz colectiva de los ciudadanos la que debe prevalecer en la elección de sus líderes locales.