20 de junio de 2024

CIFRA DE OCUPADOS EN LA REGIÓN DE LOS LAGOS AUMENTÓ EN 1,7% Y SE UBICÓ DE 5,8% ENTRE ENERO Y MARZO DE 2023

Según la Encuesta Nacional de Empleo (ENE), que elabora el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la tasa de desocupación durante el trimestre enero-marzo 2023 fue de 4,2% en la Región de Los Lagos, registrando un alza de 1,7 puntos porcentuales respecto a igual período del año anterior. 

El Seremi del Trabajo y Previsión Social, Ángel Cabrera, manifestó que “En contraste, y como hemos podido observar en los últimos meses, los ocupados volvieron a aumentar de muy buena manera en 5,8%, lo que representa 19.378 personas más ocupadas. Este incremento fue incidido principalmente por el rubro de enseñanza, industria manufacturera y actividades de salud”.

En esa misma línea, la autoridad regional agregó que “En nuestra región de Los Lagos los ocupados formales continúan en alza de manera progresiva. Basados en los últimos reportes trimestrales del INE se ha evidenciado una recuperación sostenida del empleo. Por ello, continuamos redoblando esfuerzos, articulando un trabajo continuo con las OMIl de toda la región y organizando ferias laborales en las distintas comunas. Recordar que, durante el 2022, a través del Sence, en trabajo articulado con las OMIL logramos colocar a más de 5 mil personas en la zona en puestos de trabajo. Además, continuamos trabajando fuertemente, por instrucción de nuestro Presidente Gabriel Boric y de nuestra Ministra del Trabajo y Previsión Social, Jeannette Jara en promover la formalidad. Sin embargo, estos datos nos movilizan con más fuerza para mejorar las cifras en materia de empleabilidad, por lo que seguiremos reforzando medidas en pro de los trabajadores y trabajadoras”.

Por su parte, el Seremi de Economía, Fomento y Turismo, Luis Cárdenas, explicó que “La tasa desocupación regional durante el trimestre móvil enero marzo 2023 sufre un incremento de 1,7 p.p llegando al 4,2 % esto; se manifiesta por un incremento en la fuerza laboral (7,6%), es decir, las personas que se encontraban  inactivas laboralmente por diferentes condiciones salieron a buscar trabajo y eso, se generó en mayor proporción que las personas ocupadas (5.8%), es decir una creación de empleo en doce meses equivalente a 19.378 personas. Es importante destacar que las personas que ingresan a la fuerza laboral están siendo absorbidas paulatinamente por el mercado laboral dado que se están creando empleos regionales y por tanto es posible apreciar que las cifras se están moviendo hacia los indicadores normales de prepandemia donde la fuerza laboral estaba sobre las 400.000 personas”.


Por sexo, la estimación de las personas ocupadas aumentó 5,8%, incidida tanto por las mujeres (8,2%) como por los hombres (4,2%). Por tramo etario, se observaron incrementos anuales en todos los grupos etarios, liderados por los segmentos 15 a 34 años (10,1%) y 35 a 54 años (2,7%).

Por grupo ocupacional, el aumento de la población ocupada (5,8%) fue incidida principalmente ocupaciones elementales (11,1%), técnicos y profesionales de nivel medio (15,9%) y trabajadores de los servicios y comercios (7,4%).

Por su parte, el alza de la tasa de desocupación regional fue producto del incremento de la fuerza de trabajo (7,6%) en mayor proporción que el incremento de las personas ocupadas (5,8%). Por su parte, los desocupados aumentaron 80,8%.

La tasa de desocupación masculina fue de 2,8% aumentando en 0,6 pp. en doce meses, debido al alza de la fuerza de trabajo (4,8%) en mayor proporción que el incremento de los hombres ocupados (4,2%). En tanto, la tasa de desocupación femenina alcanzó 6,2% incrementándose en 3,3 pp. en un año, producto del ascenso (12,0%) de la fuerza de trabajo femenina en mayor proporción que el aumento de las mujeres ocupadas (8,2%).

En doce meses, las personas ocupadas informales aumentaron 3,5%, incididas principalmente por las mujeres (9,6%) y en menor medida por los hombres (0,2%). En tanto, la tasa de ocupación informal se situó en 29,1%, disminuyendo 0,7 pp. respecto al año anterior.

La población fuera de la fuerza de trabajo disminuyó 4,9% en doce meses (18.949 personas menos), determinado por la incidencia de las mujeres (-5,2%) y en menor medida de los hombres (-4,4%).  Por su parte, la fuerza de trabajo potencial, o inactivos potencialmente activos, aumentó 4,3%, incidida únicamente por los hombres (10,2%).

La tasa combinada de desocupación y tiempo parcial involuntario se situó en 6,4% creciendo 1,6 pp. en doce meses, mientras que la tasa combinada de desocupación y fuerza de trabajo potencial fue de 21,9% con un incremento de 0,9 pp. en un año.