15 de junio de 2024

CARABINEROS REALIZA RESPONSO EN MEMORIA DE SUS MÁRTIRES EN CATEDRAL DE PUERTO MONTT

Con un responso encabezado por el arzobispo de Puerto Montt, Monseñor Fernando Ramos Pérez, Carabineros rindió un homenaje a la memoria del cabo Daniel Palma, asesinado este jueves en Santiago y quien se une a los otros dos mártires institucionales que han perdido la vida en los últimos 30 días.


La ceremonia se realizó en la catedral de Puerto Montt, con la asistencia del general Carlos López González, jefe de la Décima Zona de carabineros de la delegada presidencial Giovanna Moreira, además del alcalde de Puerto Montt, Gervoy Paredes y representantes de las Fuerzas Armadas y de la sociedad civil.


La comunidad local repletó el templo puertomontino para rendir un homenaje a los funcionarios policiales que han sido asesinados mientras cumplían su deber. Se trata de los suboficiales mayores Rita Olivares y Alex Salazar, además del cabo primero, Daniel Palma, los que se elevan a seis desde el año pasado. Con sus fallecimientos, la institución llega a los mil 233 mártires.


Este hecho fue destacado por el general López, quien reconoció que “sentimos tristeza por la perdida de tantos camaradas en tan corto tiempo”.


El oficial recordó que “esos seis carabineros fallecieron porque estaban cumpliendo con su función. Estaban donde la gente les pidió que estuvieran, porque acudieron a un llamado de emergencia, porque acudieron a un procedimiento policial y fueron vilmente asesinados”.


López recalcó que lo ocurrido “nos refuerza más nuestra vocación de servicio y el mensaje que entrego a la ciudadanía es que vamos a seguir trabajando y vamos a estar donde ellos nos necesiten”.
Durante la ceremonia, el arzobispo de Puerto Montt, Monseñor Fernando Ramos, lamentó la perdida de los funcionarios policiales, destacando que ellos consagraron su vida al bien de la comunidad.
“Esta situación nos duele más y ante esto, todos nos sentimos agredidos, molestos y eso nos hace reflexionar de que tenemos que dar pasos para convencernos que la paz es la única posibilidad que tenemos los seres humanos. La forma de relacionarnos no es la violencia ni el odio. Esto no es normal, es violento y nos duele”, insistió.


Por su parte, la delegada presidencial lamentó el asesinato de funcionarios de Carabineros que “salen a la calle a entregar más seguridad a los barrios. No tan solo estamos dolidos como gobierno, como familia, sino que como sociedad completa”.


Ceremonias similares se realizaron en otras ciudades del país y de la Región de Los Lagos.
Previamente, en horas de la tarde, delegaciones de las Fuerzas Armadas y de la Policía de Investigaciones concurrieron a la Décima Zona de Carabineros en Puerto Montt para expresar sus condolencias y el apoyo en los momentos que atraviesa la policía uniformada.

Con un responso encabezado por el arzobispo de Puerto Montt, Monseñor Fernando Ramos Pérez, Carabineros rindió un homenaje a la memoria del cabo Daniel Palma, asesinado este jueves en Santiago y quien se une a los otros dos mártires institucionales que han perdido la vida en los últimos 30 días.
La ceremonia se realizó en la catedral de Puerto Montt, con la asistencia del general Carlos López González, jefe de la Décima Zona de carabineros de la delegada presidencial Giovanna Moreira, además del alcalde de Puerto Montt, Gervoy Paredes y representantes de las Fuerzas Armadas y de la sociedad civil.


La comunidad local repletó el templo puertomontino para rendir un homenaje a los funcionarios policiales que han sido asesinados mientras cumplían su deber. Se trata de los suboficiales mayores Rita Olivares y Alex Salazar, además del cabo primero, Daniel Palma, los que se elevan a seis desde el año pasado. Con sus fallecimientos, la institución llega a los mil 233 mártires.


Este hecho fue destacado por el general López, quien reconoció que “sentimos tristeza por la perdida de tantos camaradas en tan corto tiempo”.


El oficial recordó que “esos seis carabineros fallecieron porque estaban cumpliendo con su función. Estaban donde la gente les pidió que estuvieran, porque acudieron a un llamado de emergencia, porque acudieron a un procedimiento policial y fueron vilmente asesinados”.


López recalcó que lo ocurrido “nos refuerza más nuestra vocación de servicio y el mensaje que entrego a la ciudadanía es que vamos a seguir trabajando y vamos a estar donde ellos nos necesiten”.
Durante la ceremonia, el arzobispo de Puerto Montt, Monseñor Fernando Ramos, lamentó la perdida de los funcionarios policiales, destacando que ellos consagraron su vida al bien de la comunidad.
“Esta situación nos duele más y ante esto, todos nos sentimos agredidos, molestos y eso nos hace reflexionar de que tenemos que dar pasos para convencernos que la paz es la única posibilidad que tenemos los seres humanos. La forma de relacionarnos no es la violencia ni el odio. Esto no es normal, es violento y nos duele”, insistió.


Por su parte, la delegada presidencial lamentó el asesinato de funcionarios de Carabineros que “salen a la calle a entregar más seguridad a los barrios. No tan solo estamos dolidos como gobierno, como familia, sino que como sociedad completa”.


Ceremonias similares se realizaron en otras ciudades del país y de la Región de Los Lagos.
Previamente, en horas de la tarde, delegaciones de las Fuerzas Armadas y de la Policía de Investigaciones concurrieron a la Décima Zona de Carabineros en Puerto Montt para expresar sus condolencias y el apoyo en los momentos que atraviesa la policía uniformada.